Pesca Dourbie3dheranPesca Dourbie3dheran
©Pesca Dourbie3dheran

Pesca en la Dourbie

Salida de Millau

La Dourbie, un nombre que ha inspirado a generaciones de pescadores

Un marco excepcional

Largo 72 kms desde su nacimiento al pie del Mont Aigoual hasta Millau donde termina su curso mezclando sus aguas con las del Tarn, el Dourbie sigue siendo el río de referencia para muchos pescadores de truchas.

La entrada al río es sencilla, a las mismas puertas de la ciudad. Basta con cruzar el Tarn por el puente de Cureplat para llegar a la Dourbie. Los primeros kilómetros ya ofrecen magníficos descensos, antes de adentrarse de lleno en las gargantas, unos 3 km más adelante.

Dourbie.

Notable calidad del agua

En las gorges de la Dourbie, abundan los buenos lugares de pesca, ¡pero eso no significa que la pesca sea fácil! Las truchas salvajes te ven venir desde lejos…. De hecho, toda la Dourbie está bajo gestión patrimonial. Es decir, no hay repoblación ni suelta de truchas. El río está sano y la tasa de reproducción es lo suficientemente alta como para dejar que la naturaleza siga su curso. Ni que decir tiene que un entorno natural tan intacto sólo merece pescadores atentos y muy respetuosos con el medio ambiente.

Técnicas rentables

Tanto si pesca con un toc, un minnow, un señuelo blando o una mosca, la mayoría de las técnicas pueden ayudarle a sacar un buen pez del agua.

Pescadores felices

Alimentado regularmente por resurgimientos que lo mantienen fresco incluso en pleno verano, el Dourbie ofrece sin duda una población de peces excepcional. Si a esto le añadimos un entorno excepcional y unas aguas cristalinas la mayor parte del tiempo, comprenderá por qué hay tantos pescadores sonrientes en sus orillas

 

Es bueno saberlo: Entre Millau y Saint-Jean-du-Bruel, a lo largo de 40 km, el Dourbie discurre por gargantas de roca caliza a las que es relativamente fácil acceder. Aguas arriba de St-Jean, el río discurre por gargantas de roca granítica más abruptas para una aproximación más deportiva.

.

Cerrar